Fresas – 8 Beneficios Para La Salud

Las fresas se encuentran entre las bayas que contienen los nutrientes más valiosos. Es una excelente fuente de fibra, baja en calorías y relativamente baja en azúcar. Los beneficios para la salud más importantes son los ricos en antioxidantes. Las fresas contienen flavonoides anti-envejecimiento, antioxidantes – antocianinas y catequinas, que reducen el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como cáncer, enfermedades cardiovasculares. La investigación también ha demostrado los efectos beneficiosos de las fresas en la salud ocular, neurológica y cutánea.

1.     Rico en antioxidantes

La investigación ha demostrado que las fresas son una fuente de muchos antioxidantes, como luteolina, ácido gálico, flavonoides, quercetina y más. Las fresas contienen 2 vitaminas que actúan como antioxidantes en el cuerpo: vitamina A (como betacaroteno) y vitamina C (como ácido ascórbico). Ambos actúan como la primera línea de defensa del cuerpo, reduciendo el daño celular causado por los radicales libres. Los antioxidantes donan electrones a los radicales libres que carecen de electrones. Esto significa que los radicales libres no eliminan los electrones faltantes de las células sanas cercanas, lo que provoca mutaciones que contribuyen al desarrollo de diversas enfermedades.

Los radicales libres son un fenómeno natural en todos los organismos y se forman constantemente como resultado de diversas reacciones bioquímicas. Su número aumenta bajo la influencia de la contaminación ambiental, una dieta poco saludable, los rayos ultravioletas, el humo del cigarrillo, los productos químicos domésticos, la actividad física, el estrés y otros factores adversos. Cuando hay demasiados radicales libres en el cuerpo, se llama estrés oxidativo.

Los antioxidantes ralentizan la formación de estrés oxidativo en el cuerpo, que es responsable del proceso de envejecimiento y el desarrollo de la mayoría de enfermedades, como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

2.     Protege contra el cáncer

Según la investigación, las fresas contienen sustancias que pueden combatir el cáncer. Se ha demostrado que varios compuestos de las fresas tienen efectos anticancerígenos. Los estudios han demostrado que los beneficios de las fresas incluyen la capacidad de bloquear la formación de células cancerosas y prevenir la progresión y diseminación de tumores cancerosos.

3.     Protege contra las enfermedades cardíacas

Los antioxidantes de las fresas ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas al suprimir la formación de colesterol «malo» o colesterol LDL, limitar la formación de placa en las arterias, mejorar la función vascular y la presión y reducir la tendencia a desarrollar coágulos (trombosis). Además, se ha demostrado que los extractos de fresa reducen la respuesta inflamatoria en el cuerpo, que es una de las principales causas de enfermedades cardíacas.

Los antioxidantes de la fresa combaten el proceso de oxidación asociado con un mayor riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular u otra enfermedad coronaria.

4.     Protege la piel del daño

Como resultado de la influencia de factores internos y externos, la condición y apariencia de la piel cambia con el tiempo. Una dieta inadecuada, la exposición al sol y las toxinas ambientales contribuyen al fotoenvejecimiento, inflamación de la piel, acné y otros problemas de la piel.

Los investigadores en nutrición están descubriendo cada vez más relaciones entre el consumo de alimentos ricos en nutrientes y la salud de la piel. Una de las mejores frutas para la salud de la piel son las fresas y otras bayas. Las bayas contienen antioxidantes como la vitamina A y la vitamina C, que mejoran el estado de la piel, incluida la regulación de la hidratación, la formación de aceite, la formación de arrugas, la decoloración de la piel, la reducción del riesgo de cáncer de piel y la elasticidad de la piel.

El alto nivel de vitamina C es un beneficio adicional que se asocia con estimular la síntesis de colágeno, proteger contra los rayos UVA y UVB, reducir la hiperpigmentación y prevenir diversas inflamaciones y erupciones.

5.     Estimula la salud del cerebro y previene el desarrollo de enfermedades neurodegerativas

Otro beneficio de las fresas, según la investigación, es que una dieta rica en fresas y otras bayas puede proteger al cerebro del envejecimiento. Las bayas son ricas en flavonoides, especialmente antocianidinas, que mejoran las propiedades cognitivas. Por esta razón, los profesionales de la salud recomiendan a todos que incluyan bayas en su dieta con la mayor frecuencia posible, ya que luchan contra el estrés oxidativo, la pérdida de memoria y enfermedades como el Alzheimer y la demencia.

6.     Ayuda a la desintoxicación

Muchas personas consumen alimentos procesados ​​y preparados con alto contenido de azúcar, grasas refinadas, conservantes y toxinas que obstaculizan el sistema digestivo.

Las fresas pueden ayudar a desintoxicar o desintoxicar el cuerpo para ayudar a restaurar la salud gastrointestinal. Contiene fibra y antioxidantes, vitaminas A y C, que son elementos importantes que estimulan la desintoxicación corporal. Los antioxidantes son especialmente necesarios para neutralizar y eliminar las toxinas que causan el daño de los radicales libres, la inflamación y la indigestión.

Las fresas ayudan a mantener el sistema digestivo en buen estado al prevenir el estreñimiento, equilibrar los niveles de pH intestinal y reducir la inflamación intestinal.

7.     Alto contenido de manganeso

El manganeso es esencial para el funcionamiento normal del sistema nervioso y la salud del cerebro y ayuda a prevenir trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson y la epilepsia. Es un mineral esencial para la formación de hueso y tejido conectivo, la coagulación de la sangre y la producción de suficientes hormonas reproductivas.

8.     Para un embarazo saludable

Las fresas son una buena fuente de ácido fólico. 1 taza de fresas proporciona aproximadamente el 9% de su valor diario de ácido fólico. El ácido fólico es un tipo de vitamina B que es esencial para el crecimiento de los tejidos, la función celular adecuada y fundamental para un embarazo saludable. El consumo o el uso de la cantidad correcta de ácido fólico antes y durante el embarazo ayuda a prevenir ciertos defectos de nacimiento. El ácido fólico también ayuda a prevenir la anemia.

Efectos secundarios de la fresa

Las fresas son buenas para la mayoría de nosotros, pero pueden representar un riesgo para las personas alérgicas a las frutas y bayas que contienen histamina.

Una alergia alimentaria es una reacción del sistema autoinmune que puede causar picazón, inflamación de la piel y malestar estomacal, incluidos diarrea y vómitos. Cuando el cuerpo no puede procesar un determinado tipo de alimento, polen o sustancia, las histaminas hacen sonar la alarma, lo que hace que el cuerpo reaccione a esa sustancia y produzca síntomas leves o graves. Si tiene algún problema de salud mientras consume fresas, puede verificar si es alérgico a las fresas mediante una prueba de alergia a través de un análisis de sangre.

La segunda mayor amenaza para la salud está relacionada con la cantidad de pesticidas y productos químicos en las fresas, por lo que es importante elegir fresas cultivadas biológicamente. La mayoría de las bayas generalmente se tratan con productos químicos para eliminar plagas y roedores, ya que las fresas crecen cerca del suelo, son suaves y dulces.

Leave a Reply