B12, Folato Y Vitamina D: 3 Nutrientes Que No Obtiene Lo Suficiente

Incluso si lleva un registro de lo que come y sigue una dieta saludable, es posible que aún no obtenga la cantidad suficiente de estas vitaminas y minerales. Por lo tanto, le sugerimos que se familiarice con tres nutrientes que son importantes para todo el cuerpo: desde el cerebro hasta el sistema inmunológico.

Vitaminas grupo B

Mejoran su potencial intelectual y protegen su corazón. De las ocho vitaminas B, las deficiencias más comunes en el cuerpo son la vitamina B12 y el ácido fólico.

La B12 ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía y es necesaria para formar mielina, o la vaina protectora que rodea las células nerviosas y ayuda a las neuronas del cerebro a comunicarse entre sí. La deficiencia de B12 se ha relacionado con procesos cognitivos como la pérdida de memoria, la confusión y la depresión.

El ácido fólico es muy importante para las mujeres embarazadas, pero también es esencial para todos. El ácido fólico es vital porque ayuda a reducir los niveles de aminoácidos que pueden contribuir al riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. Por lo general, la gente piensa en la fibra y las grasas saludables, que son buenas para el corazón, pero el folato y otras vitaminas B también forman parte de un grupo de nutrientes esenciales para la salud del corazón.

¿Dónde está contenido?

Dado que la vitamina B12 es uno de los pocos nutrientes que no se encuentran en las plantas, es muy difícil de obtener, especialmente si eres vegetariano. Los huevos, el queso, el pescado, la leche, el yogur y las carnes rojas son buenas fuentes. A diferencia de la B12, el ácido fólico se encuentra en muchos alimentos, incluidas las verduras como las espinacas, los espárragos, las coles de Bruselas y las legumbres y los cereales integrales.

Vitamina D

Es esencial para sus huesos y su sistema inmunológico. Los científicos no pueden ponerse de acuerdo sobre cuánta vitamina D realmente necesitan los seres humanos. Pero muchos estudios han demostrado que esta vitamina es fundamental para la salud del cuerpo. Una de las principales funciones de la vitamina D es mejorar la capacidad de absorber calcio, lo que ayuda a fortalecer los huesos. La vitamina D también es importante para la regulación de nuestro sistema inmunológico. Existe evidencia de que las bajas concentraciones de vitamina D contribuyen al desarrollo de enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple.

¿Dónde está contenido?

La vitamina D es difícil de encontrar en los alimentos. La mayor parte de nuestra vitamina D es producida por nuestro cuerpo cuando se expone a la luz solar o rayos ultravioleta (producidos con un índice UV de 3 o más). Al vivir en climas del norte, puede intentar obtener su vitamina D de los alimentos: yemas de huevo, pescado azul como el salmón, sardinas. Si tiene una deficiencia de vitamina D (esto se puede verificar con análisis de sangre), que ocurre en la mayoría de las personas en el hemisferio norte, pregúntele a su médico cuánta vitamina D necesita tomar en vitaminas adicionales.

Magnesio

Ayuda a dormir y alivia el dolor.

Últimamente, parece que todas las personas con trastornos del sueño usan magnesio. Si bien no lo apagará como lo hace una pastilla para dormir, se ha demostrado que el magnesio ayuda a relajar los músculos, alivia el dolor muscular, por lo que es muy popular entre los atletas, alivia las áreas del cerebro que lo mantienen despierto y reduce la ansiedad que causa te mantiene despierto. se queda dormido. También hay evidencia de que el magnesio puede ayudar a combatir las migrañas.

¿Dónde está contenido?

La investigación sobre los hábitos alimenticios ha demostrado constantemente que las personas no obtienen suficiente magnesio. Esto puede deberse al hecho de que el magnesio se encuentra principalmente en los cereales integrales (arroz integral, pan de centeno, etc.), que a menudo reemplazamos con alimentos refinados. También se encuentran altas cantidades de magnesio en legumbres, lentejas, nueces, semillas y chocolate amargo.

Leave a Reply