Los 5 Mejores Remedios Caseros Para La Tos

Otoño. Frío. Viento. Un refugio frío para casi todo el mundo. Una de sus manifestaciones más desagradables, la tos, puede apaciguarse no solo con medicamentos de la farmacia, sino también con remedios caseros. En este artículo de tusrecetasyremedios.com, hemos seleccionado para ti los 5 mejores remedios caseros para la tos.

1.     Leche

Uno de los remedios para la tos más eficaces. La leche diluye la flema y también tiene propiedades emolientes, mucolíticas y expectorantes.

Puede beber leche tibia con miel, mantequilla o agua mineral. El caldo de leche con frutos de higo se ha utilizado desde la antigüedad para la tos ferina y se considera un medicamento para la tos.

La leche con ajo tiene un buen efecto desinfectante y antimicrobiano, sin embargo, esta mezcla debe usarse con precaución en niños pequeños, mujeres embarazadas y lactantes, así como personas con enfermedades gastrointestinales.

Si la tos atormenta al niño y realmente no quiere beber leche tibia por la noche, puede prepararle una leche con un plátano: pique un plátano en una licuadora, agregue 1-2 cucharadas de cacao y miel y vierta el resultado mezcla con leche caliente.

2.     Rábano negro

Un remedio popular indispensable en la lucha contra la tos es el rábano negro. Se utiliza para la tos seca más desagradable. Se corta el cultivo de la raíz, se hace una depresión y allí se agrega miel o jugo de zanahoria o incluso azúcar. El jugo de rábano liberado en respuesta será la misma droga que ayudará a deshacerse de los desagradables ataques de tos.

Se aconseja utilizar jugo de rábano cada hora, 1 cucharadita (para niños) o una cucharada (para adultos).

3.     Hacer gárgaras

La tos suele ir acompañada de dolor de garganta o dolor de garganta. En este caso, el enjuague es una excelente manera de mejorar su condición. Se pueden realizar hasta 10 veces al día.

¿Con qué hacer gárgaras? Los remedios más simples son el agua con soda o sal (1 cucharadita por 1 taza de agua) o con yodo (3-4 gotas por 1 taza de agua). También para estos fines utilizan jugo de limón, jugo de remolacha con vinagre, jugo de zanahoria con miel y numerosas decocciones de hierbas: manzanilla, eucalipto, regaliz, caléndula, madre y madrastra, etc.

4.     Comprime

Con tos húmeda, con expectoración difícil y malestar en el pecho al toser, las compresas ayudarán a aliviar los síntomas.

Alternativamente, puede hacer una compresa con papas hervidas ralladas (puré de papas) o con mostaza en polvo, miel y jugo de rábano. Desde caliente aplicado a una gasa y bien atado en la zona del pecho con una bufanda caliente.

Entre las compresas, también se conocen formas de extender el tórax del paciente con miel líquida o aceite vegetal tibio, envolverlo en varias capas tibias, cubrirlo con una manta tibia y dejarlo un rato.

5.     Chocolate

Una excelente receta antitusiva para niños que rechazan cualquier medicamento. Es cierto que no cualquier chocolate es adecuado como «tableta». Para preparar un medicamento de chocolate, debe derretir 100 g de pasta cremosa y 3-4 cucharadas. grasa, agregue allí 3 cucharadas de cacao y 100 gramos de chocolate. Mezclar bien la mezcla hasta obtener una consistencia única y dejar enfriar. La «mantequilla de chocolate» resultante se puede untar sobre pan y dársela a un niño que tose. Es genial si acepta beber este sándwich con leche tibia.

Cualquier remedio popular puede ayudar en la etapa inicial de la enfermedad. Si los síntomas, a pesar de su uso, no desaparecen, o el resfriado se acompaña de fiebre y otros síntomas, es urgente consultar a un médico. Por cierto, los métodos enumerados anteriormente se pueden aplicar perfectamente simultáneamente con el tratamiento tradicional.

Leave a Reply